La polémica de Nike por usar una influencer trans en su campaña

0
2

Nike se ha caracterizado por poner a grandes figuras de distintas áreas a ser la cara de su marca, entre esas deportistas, cantantes, celebridades y, por supuesto, también influencers.

Hasta los momentos, la mayoría de esas colaboraciones habían sido exitosas, pero al parecer el influencer marketing no les salió tan bien esta vez, pues intentaron hacer una campaña un poco más inclusiva y moderna con una influencer trans y lo que más causó fue polémica. Aquí en La Neta te lo contamos.

¿Quién es la nueva cara de Nike?

Dylan Mulvaney es una creadora de contenido, actriz, activista y ahora también la cara de la nueva campaña de Nike.

Nació el 29 de diciembre de 1996 en San Diego, California, en una familia muy conservadora. Sin embargo, eso no impidió que mostrara su verdadero ser y que a los 4 años ya se estuviese cuestionando muchas cosas sobre su género, intentando contárselo (sin mucho éxito) a su mamá.

A medida que fue creciendo desarrolló un gusto muy grande por la música y la actuación, lo que la llevó a participar en varios musicales y programas. También empezó a crear contenido en redes sociales, donde tiene más de 10.8 millones de seguidores y para quienes ha compartido su serie 365 days of womanhood.

¿Qué pasó con su colaboración?

Como cualquier otro influencer, Dylan ha colaborado con marcas y la más reciente fue con Nike, promocionando unos leggings y un sujetador deportivo en una publicación de Instagram.

El post patrocinado podría haber pasado desapercibido como cualquier otro en la aplicación. Pero llamó particularmente la atención porque el outfit que estaba anunciando era parte de una colección femenina y Dylan aún no se ha sometido a una transición completa (cirugía de reasignación de género).

Críticas

Esto levantó críticas de los usuarios, que explicaron estar ofendidos por “no usar mujeres que tengan atributos femeninos” y aseguraron que no iban a comprar más de la marca Nike.

Pero esto no se quedó ahí, pues llegó también a manos de celebridades mucho más grandes que Dylan, que hicieron público su descontento, entre esas Sharron Davies y Caityn Jenner.

Davies, que es una nadadora olímpica británica, dijo que esto era un “paso atrás” en el deporte femenino y que esta campaña era más una “parodia” hacia las mujeres. Mientras que Caitlyn Jenner sí dijo unas cuantas palabras más en su cuenta de Twitter:

“Podemos ser inclusivos, pero no a expensas de la gran mayoría de la gente, y tener algo de decencia al mismo tiempo que somos inclusivos. Esto es un atropello”.

@caitlyjnjenner

Esto levantó críticas también hacia Caitlyn, pues ella también es una mujer trans e incluso recordaron la vez en la que la misma Jenner fue el rostro de una campaña deportiva de H&M.

Loading